miércoles, 17 de octubre de 2018

El Proyecto Ayudantes TIC en los IES Parque Aluche (Madrid) y Vicente Aleixandre (Pinto)

Comienza una nueva edición del proyecto en los IES Parque Aluche, de Madrid, con la coordinación de la orientadora,  y en el IES Vicente Aleixandre de Pinto, con la coordinación respectivamente de las Orientadoras Gema Oñate y Esther Ortega.

IES Parque Aluche

IES Vicente Aleixandre

martes, 4 de septiembre de 2018

La Rioja Proyecto Ayudantes TIC 18/19


Para el presente curso 2018/19 ya hay 6 centros que se han inscrito en el proyecto. El curso anterior, la convocatoria fue un éxito. Llevaron a cabo la iniciativa 7 centros (públicos y concertados) y en todos ellos la valoración final fue muy positiva. En algunos de ellos, con planteamientos muy innovadores, porque desarrollaron con el modelo otros contenidos, como la igualdad y prevención de violencia de género. Y como muestra, un botón. El IES Tomás y Valiente de Fuenmayor nos relata su experiencia. En este centro se han propuesto formar equipos de Alumnos Ayudantes muy comprometidos y han creado sus propios carnets, camisetas, logo...Todo lo cuentan y comparten en su blog.

ALUMNOS AYUDANTES TIC en Fuenmayor (La Rioja)


El Proyecto Alumnos Ayudantes TIC iniciado el curso pasado nació para responder a la necesidad de mejorar la convivencia en nuestro instituto y promover unas relaciones entre alumnos basadas en el respeto y el buen uso de las redes sociales. Este curso hemos continuado formando a alumnos de 3º y 4º ESO.
Posteriormente los alumnos han impartido charlas a los alumnos de 1º y 2º ESO de nuestro instituto y a alumnos de 5º y 6º de Educación Primaria del CEIP Cervantes de Fuenmayor, sobre temas como:
·       Intimidad y privacidad en la red.
·       Respeto y dignidad en la red.
·       Las relaciones sentimentales en la red.
·       Igualdad, violencia de género, feminismo… y las redes sociales.
·       Acoso escolar y Ciberbullyng.


Más información sobre el Proyecto: https://orientafuenmayor.blogspot.com/p/blog-page_7.html


viernes, 10 de agosto de 2018

Proyecto Ayudantes TIC: Materiales curso 2018/19



Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 
CC BY-NC-SA
Esta licencia permite a otros entremezclar, ajustar y construir a partir de su obra con fines no comerciales, siempre y cuando le reconozcan la autoría y sus nuevas creaciones estén bajo una licencia con los mismos términos.

jueves, 2 de agosto de 2018

Ayudantes TIC, una formación en cascada

José Luis Cerezo
IES Cardenal Herrera Oria, Madrid


La celeridad y urgencia de la propagación de las TIC (Tecnologías de la Información  y la Comunicación), ha ido desde el principio en paralelo con su uso a edades cada vez más tempranas. Así, por ejemplo, nuestr@s alumn@s que antes recibían su primer teléfono móvil en el bachillerato o en los últimos cursos de la ESO, “se escandalizan” al comprobar que hoy l@s chic@s de su antiguo colegio acceden al móvil y, por lo tanto, a internet en 5º o  6º de primaria.
Sin embargo, la realidad parece ser más extrema de lo que percibimos en nuestro entorno inmediato. En esta dirección apuntarían los informes del INE (Instituto Nacional de Estadística) en colaboración con el IDESCAT (Institut d'Estadística de Catalunya) de mayo de 2017. Sus datos, obtenidos de la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares, serían los que siguen: a los 10 años un 25% de l@s niñ@s utiliza el teléfono móvil, a los 11, un 45,2 % pasa a tenerlo, a los 12, un 75 %, a los 13, un 83,2 %, a los 14 un 92,8 %, y a los 15, un 95 %.
A estas edades, aunque nos sorprenda su pericia de nativos digitales, l@s menores aún no están, ni con mucho, capacitados para el uso indiscriminado de las TIC. No saben qué redes sociales son peligrosas y cuáles fiables; desconocen el recorrido que pueden llegar a tener las informaciones que dan y la manipulación que otros puedan hacer de los datos que facilitan; no calibran la rapidez con que éstos se expanden y multiplican; ignoran las consecuencias de sus intervenciones y comentarios en la red; no distinguen lo íntimo de lo personal y de lo público y, por supuesto, no son conscientes del daño que pueden causar determinados comentarios negativos en las redes o la permanencia que éstos pueden llegar a tener.
En resumen: no poseen la suficiente experiencia vital, ni tienen formada su personalidad ni desarrollado el sentido crítico necesario para el uso de las TIC sin una supervisión muy cercana de un “adulto” y sin una determinada formación no solo tecnológica, sino sobre todo en valores de respeto, empatía, solidaridad…
Por otro lado, la sobreabundancia de información y de posibilidades que ofrece internet hace necesarias, también para el usuario adulto, determinadas habilidades intelectuales y éticas que le capaciten para una selección y un análisis de contenidos en ese árbol de la ciencia del bien y del mal que en definitiva es internet.
Esta “capacitación” debería de contribuir a la formación y crecimiento científico y personal tanto del menor como del adulto. Las aptitudes necesarias para distinguir individualmente (en la soledad frente al ordenador) lo esencial de lo accidental precisan, por tanto, de una formación desde edades cada vez más tempranas.
Las arriba mencionadas son algunas de las razones por las que el uso (y abuso) cada vez más prematuro de las TIC genera en familias, grupos de amigos e institutos, problemas que antes no existían o existían de manera muy diferente.
Partiendo de esta situación, distintas comunidades autónomas, entre ellas la de Madrid, vienen proponiendo programas de formación para la utilización responsable de las TIC. De todos ellos posiblemente el que más se ha extendido y el mejor, por su sencillez y operatividad, es el llamado Alumn@s Ayudantes TIC, o en más breve, Ayudantes TIC.
Este programa fue ideado por el prestigioso psicólogo Juan Antonio Luengo Latorre, experto en Psicología Educativa y miembro del Equipo para la Prevención del Acoso escolar de la Comunidad de Madrid. Juan Antonio compatibilizó durante muchos años su labor de docencia en la Facultad de Educación de la UCM, con puestos de responsabilidad en la administración educativa de la CAM, como en el Defensor del Menor o como Jefe del Servicio de Educación Infantil y Jefe del Servicio de Gestión de centros públicos de Educación Infantil, Primaria y Especial, y de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica.
Es por tanto uno de los expertos más reconocidos en el ámbito de los riesgos del uso de las redes sociales por parte de niños y adolescentes., así como en la formación en buenas prácticas de alum@s de primaria y secundaria de cara a un contacto más consciente y saludable con las TIC.
Y precisamente él fue enviado a nuestro instituto para formar a un grupo de 24 alumnos de 3º ESO a 1º Bach. en el uso responsable de las TIC. Su objetivo era que no solo est@s alumn@s se beneficiaran de los conocimientos y habilidades recibidas, sino que las compartieran. Para eso nos propuso la formación “en cascada”; es decir, “formar a adolescentes para que ayuden a los más pequeños”, pues según él mismo ha comprobado:
“los propios chicos son los que mejor contribuyen a la resolución de los problemas cuando han sido formados para ello. (…) Las posibilidades de penetración que tienen las ideas cuando son plasmadas y abordadas por chicos como ellos, pero con más edad y más experiencia (sobre todo en cómo afrontar los riesgos y salir de situaciones embarazosas, o no meterse en ellas), son inagotables. Superiores desde todos los puntos de vista a los resultados de las acciones que llevan a efecto los adultos.”
Partiendo, pues, de la muy contrastada “pedagogía de ayuda entre iguales”, l@s Ayudantes TIC que recibieron las charlas-taller, las expusieron poco después, primero a sus compañeros de instituto de 1º ESO y más tarde a los chicos y chicas de 5º y 6º de primaria del CEIP Cardenal Herrera Oria.
De esta forma, durante los meses de enero y febrero de 2018, el grupo de 24 Alum@s Ayudantes TIC, asistió un día por semana al curso-taller que José Antonio nos daba al acabar todas las clases, con una precisión germánica: de 14: 15 a 15: 15.
La cosa no iba sin más de escuchar una charla de un prestigioso psicólogo, pues él termina convirtiendo cada una de sus intervenciones en talleres prácticos llenos de sugerencias divertidas y concretas para acercar cualquier tema a adolescentes y preadolescentes. Su objetivo era ceder desde el principio el protagonismo al alumnado.
Por eso, el 16 de enero, la primera charla-taller estuvo dedicada íntegramente a Pautas de comunicación; es decir, a habilidades sociales y comunicativas.
En esta primera hora, aprendimos que lo que hacen los profesores a diario no es tan sencillo: hay que detectar la dinámica de cada grupo y mantener su control sin resultar antipático; hablar alto y claro, cambiando de entonación y haciendo pausas; hay que convencer a los alumnos para que participen; saber dar y quitar el turno de palabra; moverse por el aula; tener una postura correcta: fuera las manos de los bolsillos o los brazos cruzados sobre el pecho…
En nuestro siguiente encuentro, el del 23 de enero, tratamos la primera de las dos sesiones que íbamos a presentar a nuestros compañeros de 1º ESO y a los alumnos de 5º y 6º de primaria del colegio vecino. José Antonio nos expuso mediante una presentación power point el tema: Intimidad y privacidad en la red.
El inicio de la sesión lo empleamos en formar ocho grupos de trabajo de tres personas, número que facilita una participación muy activa de cada uno de sus componentes. Esto llevó algo más de tiempo de lo previsto porque los grupos mixtos propuestos al principio con alumn@s de cada curso en cada grupo, no fueron aceptados por algún@s chic@s. Finalmente, pues, se aceptó dejar que los grupos se formaran por amistades, algo que a la larga no acabó dando buenos resultados, ya que precisamente los que encabezaron esta propuesta no llegaron a dar las dos sesiones en el colegio, perdiéndose dos grupos de los que sólo quedo un alumno.
Pensamos, que si hubieran estado distribuidos en los grupos mixtos inicialmente propuestos, no se hubieran apoyado unos a otros para abandonar el proyecto en su punto culminante, antes de haber compartido la formación recibida con los alumnos de primaria.
Una vez resuelto el tema de los grupos, nos metimos en el meollo de la sesión; en ella aprendimos a diferenciar y a hacer diferenciar con ejemplos muy cotidianos  lo que es íntimo de lo que es personal y de lo que podemos hacer público. Conceptos esenciales para que niños, adolescentes (y adultos) eviten situaciones desde embarazosas a muy problemáticas en las redes sociales.
El siguiente día, 1 de febrero, lo dedicamos a preparar la segunda sesión: Respeto y dignidad en la red. De nuevo José Antonio nos pidió y propuso ejemplos y escenarios en los que el mal uso de las redes podía devenir en situaciones muy negativas para personas concretas. Como antídoto a esta utilización tóxica de las redes sociales, nos mostró la importancia de “Favorecer el desarrollo de actitudes y hábitos saludables de respeto, empatía y comportamiento prosocial entre el alumnado.”
La sesiones del 15 y 18 de febrero, las dedicamos a trabajar por grupos, personalizando las dos presentaciones power point que José Antonio había utilizado y que nos sirvieron de cómoda guía para exponer los dos temas.
En este punto nos facilitó mucho las cosas el que Rafael González del Pozo (Rafa para sus alumnos de Tecnología) estuviera con nosotros en el aula de informática supervisando nuestros “tuneados” de los dos presentaciones power point de José Antonio.
También nos dio tiempo este día para hacer un simulacro de la primera presentación ante los alumnos. En este primer ensayo incurrimos, por supuesto, en todos los errores en los que un mal conferenciante puede incurrir en comunicación verbal y no verbal. Afortunadamente nos lo tomamos a broma, ya que las correcciones de José Antonio fueron francamente divertidas.
El lunes 19 de marzo nos reunimos durante el recreo para fijar los grupos que ese mismo día y el jueves 22 presentarían las dos sesiones (muy bien “tuneadas” por todos los grupos) a nuestros compañeros de 1º ESO.
Las sensaciones de los Ayudantes TIC después de su primer contacto con “alumnos reales” fueron en general muy positivas; hubo incluso alguno que descubrió una vocación de profe que hasta entonces tenía bien escondida. Y todos se dieron cuenta (y solo por esto merece la pena la experiencia) de la complejidad de las situaciones a las que sus profesores y profesoras se enfrentan cada día y de las energías y habilidades que para ese oficio se requieren.
La acogida por parte de los alumnos fue también buena o muy buena. Por supuesto que hubo excesos de entusiasmo o alumnos que participaron poco; nada fuera de la dinámica cotidiana de un grupo de adolescentes de instituto. Sin embargo, la presencia de compañeros suyos en el aula, tan solo unos cursos mayores que ellos, supuso, sin duda, un plus de motivación y, por lo tanto, de recepción y de participación,
Aunque a petición de los valientes Alum@s TIC no hubo profesores en las aulas, tanto José Antonio, como Jose, el director, Josefine (la lectora alemana) y el que suscribe, fuimos supervisando, sin ningún tipo de intervención, todas las sesiones. Esto, junto a los comentarios de los TIC, nos ayudó a concretar aspectos que frente a los alumnos del colegio debían ser mejorados: la temporalización (no pasarse de tiempo, pero tampoco quedarse demasiado cortos), el generalizar la participación (que las intervenciones no estuvieran solo en boca de unos pocos), la colocación de l@s Alumn@s TIC en el aula (en toda el aula, no l@s tres juntit@s en el encerado), la mejor manera de elaborar las conclusiones, etc.
Después de semana santa, el jueves 26 de abril, nos reunimos en el recreo para fijar los grupos que intervendrían en la primera charla-taller a l@s alumn@s del Colegio C. Herrera Oria y comprobamos, extrañados, que llegados a este punto había habido algunas “bajas”.
Estos fueron l@s aguerrid@s Ayudantes TIC que participaron en las sesiones del CEIP Cardenal Herrera Oria.
Lucía Varón (3º A)
María Lorite (3º B)
Leyre Rodríguez (3º B)
Olivia Marugán (3º D)
Patricia Careaga (4º A)
Celia Manso (4º A)
Claudia Vicente (4º A)
Julia Fluiters (4º B)
Alicia Doncel (1º X)
María Grande (1º X)
Leire Morales (1º X)
Violeta Sánchez (1º X)
Raúl Burrieza (1º Y) *
Verónica Mañares (1º Y)
Sara Fernández (1º Z)
Carolina Lo (1º Z)
Elena Muñoz (1º Z)
Aitana Quejada (1º Z)
Adrián Rodríguez (1º Z) *
* Utilizo la cursiva para remarcar la presencia de dos únicos chicos a lo largo de todo el proceso. Esto requeriría de una reflexión que aquí no ha lugar.
El viernes 27 de abril a las 14:30 h., los Alumnos Ayudantes TIC del IES CHO dieron su primera charla-taller a l@s alumn@s de 5º y 6º de primaria del CEIP CHO: Intimidad y privacidad en la red. La acogida fue muy buena por parte de los profesores y entusiasta por parte de l@s alumn@s; el factor sorpresa obraba a nuestro favor.
Especial mención hay que hacer a la disponibilidad, amabilidad y gestión de Gema González Fernández, jefa de estudios del colegio, que nos facilitó en todo momento las cosas al máximo. No en vano, recibía a muchos antiguos alumnos, con los que después de la sesión la vimos repasando las orlas.
El viernes 4 de mayo, tuvo lugar la segunda en el colegio: Respeto y dignidad en la red. La acogida fue igual de buena, a pesar de que ya no contábamos con el elemento sorpresa.
En ambas sesiones los Ayudantes TIC comentaron a sus antiguos profesores que no era necesario que permanecieran en las aulas durante la actividad, por lo que algunos de ellos los dejaron solos ante el peligro; otros prefirieron ser testigos de las recién estrenadas habilidades pedagógicas de sus ex alumnos. No obstante, la jefa de estudios, Gema, y yo estuvimos en todo momento en el pasillo echando una discreta mirada en las aulas y a la espera de una ayuda que nunca nos pidieron.
El viernes 11 de mayo, José Antonio, se reunió con los Ayudantes TIC durante el recreo. Compromisos previos le habían impedido asistir a las dos sesiones del colegio y quería que juntos hiciéramos un feedback. Se trataba, pues, de hacer una reflexión sobre las impresiones y respuestas recibidas tanto en las sesiones en el instituto como en el colegio.
El objetivo era doble: por un lado, cerciorarnos de que nuestro mensaje de preservación de la intimidad y respeto en las redes había llegado a l@s chic@s y, por otro, ver qué teníamos que modificar para mejorar la respuesta del alumnado en próximas intervenciones.
A completar este feedback han contribuido los cuestionarios respondidos tanto por l@s Ayudantes TIC como por el alumnado del colegio. (A nuestros alumnos de 1º ESO no les hicimos rellenar los cuestionarios, por lo que las impresiones que conservamos de esta parte del proyecto son quizá más subjetivas).
A continuación mostramos algunos extractos de los cuestionarios.
Los alumnos y alumnas de 5º de primaria dijeron haber aprendido:
-      Que si hacen a alguien cyberbullying hay que decirlo, si no lo dices eres cómplice y culpable.
-      Que no hay que reenviar fotos que puedan humillar a la persona de la foto.
-      Cuando alguien te hace daño hay que decírselo a un mayor de edad.
-      Tener cuidado con la gente que no conoces en la red.
-      Que no hay que publicar fotos de los demás sin su permiso.
-      No hay que meterse con los demás por las redes.
-      No hay que publicar cosas íntimas en las redes.
-      El cyberbullying es igual de malo que el bullying.
-      Que nunca se debe aceptar la solicitud de amistad de alguien que no conoces.
-      Internet puede ser peligroso.
-      El acoso tiene malas consecuencias.
-      No conoces a todos tus amigos en internet.
-      No hay que insultar de broma en la red.
-      Hay que tener cuidado con lo que se publica en internet.
-      Que tu cuenta no es tan privada.
-     Que hay Apps en las que la gente puede ponerte comentarios y tú no tener ni idea de quien ha sido.
-      Hay que conocer muy bien a la persona con la que hablas en la red.
-      Hay muchos tipos de redes sociales.
-      No hay que decir tu contraseña a tus amigos, hermanos o primos.
-      Que no deberías hacer cosas que no te gustaría que te hiciesen a ti.
-      Hay una edad mínima para el uso de cada red social y ninguna puede ser utilizada antes de cumplir los trece.
-      Que el cyberbullying duele más que una piedra en la cabeza.
-      Una vez que subas una cosa no la puedes borrar.
-      Que hay que tener empatía.
-      Estar detrás de una pantalla no nos hace más fuertes.
-      Que hay que tener respeto a las personas que no son tus amigos.
-      Que hay que respetar la privacidad de los demás.
-      No hay que decir por la red las cosas que no dirías a la cara.
-      El cyberbullying a medida que pasa el tiempo se va haciendo más grave.
-      Que hay que ayudar a la persona que sufre cyberbullying.
-      Que el cyberbullying es malo para la persona que lo hace y para la que lo recibe.

Los alumnos y alumnas de 6º de primaria dijeron haber aprendido:
-      Que no hay que compartir información privada.
-      Que aunque una persona tenga defectos no hay que juzgarla.
-      Que no debo aceptar a gente que no conozco en las redes sociales.
-      Que si tu novio te empieza a controlar hay que cortar la relación de raíz.
-      Si te hablan desconocidos en internet, díselo a tus padres.
-      No te dejes manejar por tu pareja.
-      Que puedes hacer daño sin darte cuenta.
-      A respetar a la gente en internet y en el mundo real.
-      Las cosas malas de instagram, twitter, Facebook
-      Qué es el feminismo y qué el machismo.
-      Que depende de la persona que internet se use para bien o mal.
-      Que hay que estar alerta siempre en las redes sociales.
-      Es mejor salir al parque con tus amigos que estar con el móvil.

Los alumnos y alumnas de 5º y 6º de primaria dijeron de l@s Ayudantes TIC:
-          Son muy buenas personas y explican muy bien.
-          Te enseñan a tener respeto a los demás.
-          Son majas, educadas y muy cercanas.
-          Tienen mucha paciencia.
-          Responden muy claro.
-          Son muy divertid@s y amables.
-          Nos han ayudado a no tener más errores.
-          Son muy buen@s profes.
-          Hicieron que lo entendiese todo.
-          Nos han enseñado mucho.
-          Lo han hecho muy ordenado.
-          Intentaron que todos participáramos.
-          Dejaban participar.
-          He aprendido mucho con estos talleres y mientras nos perdemos clase.
-          Sabían de lo que hablaban.
-          Los power point estaban genial.
-          Se lo tomaban muy en serio.
-          Nos lo explicaban todo muy bien y nos dijeron que hiciésemos preguntas sin tener miedo a equivocarnos.
-                            Todo me parece positivo.

L@s Alumn@s Ayudantes TIC dijeron de su experiencia:
-          Aprendes de los niños y su respuesta fue muy positiva.
-        Al ser adolescentes, gente más cercana a los niños, se lo toman más en serio,   prestan más atención y tienen más facilidad para expresar sus opiniones.
-          Había buen ambiente y eso ayuda a la hora de dar las charlas.
-          Los niños son muy participativos.
-          Ser del instituto motiva mucho a los niños a participar y atender.
-          Hemos aprendido a exponer ante otras personas para el futuro.
Por último quisiera acabar esta pequeña memoria con unas palabras de José Antonio Luengo Latorre que a mi entender sitúan en su justo punto la distorsión que la “repentina” aparición de las TIC y de las redes sociales han provocado en nuestras vidas:
“Lo que ahora vemos como negativo debe disminuir y va a disminuir. La información, la formación y la sensibilización tienen que contribuir notablemente a ello. El escenario que ahora presenciamos puede ser fruto, también, de la irrupción explosiva del fenómeno, sin cortapisas ni controles, gestión de nadie. Solo del propio usuario. Los riesgos de ahora, asumidos con información suficiente, devendrán en conductas acertadas en el futuro si incrementamos la resistencia de los niños.”
José Luis Cerezo Vedia, profesor de Alemán del IES C. Herrera Oria

lunes, 25 de junio de 2018

El proyecto Ayudantes TIC en el Colegio "San Juan Bautista" Salesianos de Estrecho (Madrid)

Durante el mes de abril los alumnos de 6º de Primaria del Colegio San Juan Bautista (Salesianos Estrecho) de Madrid han participado en dos talleres del Proyecto "Ayudantes TIC orientado a la prevención y el buen uso de las tecnologías y organizado por los alumnos 2º de Formación Profesional Básica de la especialidad de Informática y comunicaciones.



La peculiaridad de este proyecto es que son los propios alumnos de FP Básica  los que preparan una serie de sesiones para trabajar con otros alumnos más jóvenes que ellos cuestiones sobre el uso de las redes sociales, las tecnologías etc. 
Se han impartido dos talleres: "La intimidad y el uso de las redes sociales" y "El respeto en el uso de las redes sociales. El desarrollo de las sesiones ha sido un éxito, tanto la participación de los alumnos de Primaria como el interés y la implicación de los alumnos de FPB fueron muy altos. La satisfacción de ambos fue muy buena al terminar. 
Y además el pasado viernes 4 de mayo los alumnos de FPB  presentaron este proyecto en el Primer Certamen de Proyectos de FPB que tuvo lugar en el Colegio Salesiano de Carabanchel Alto.  Alrededor de unos 17 proyectos de una decena de colegios salesianos se presentaron al certamen. Y cerca de unos 500 alumnos participaron en la jornada que incluyó una presentación de los proyectos, juegos deportivos y finalizó con la entrega de una "placa" conmemorativa a todos los participantes y un pequeño "trofeo" a los tres proyectos mejor valorados por el público. 

El jurado del certamen, valoró de manera excelente tanto la claridad con la que los alumnos pudieron exponer los objetivos y el desarrollo del proyecto así como el hecho de que sea un proyecto que pueda tener una continuidad en el centro.


(María Toquero, Coordinadora de FPB del Colegio "san Juan Bautista", Salesianos de Estrecho)